Costa Rica: Es ahora o nunca

Categorías David Rodríguez
Por: David Rodríguez Suárez
Vicepresidente del Instituto AMAGI
Es ahora o nunca. En Costa Rica el liberalismo está tomando el escenario nacional, campañas liberales o compatibles con el liberalismo están surgiendo. Ha llegado la hora de que los pocos pero apasionados liberales nos hagamos sentir en el escenario político/mediático/civil.
El gobierno ha decidido negociar con sectores específicos que han mostrado su oposición al Plan Fiscal. Negociando para que el sector de construcción opte por ‘lo menos malo’ al escalonar el impacto negativo del IVA del 14% para el mismo. Los artículos de la canasta básica ahora serán gravados por un 2% en lugar de por un 14% de tal manera la Cámara de Industria Alimentaria ha estado más susceptible a permitir este plan fiscal tan nocivo. Ya Laura Chinchilla ha dicho que negociará con el sector agropecuario para que la oposición de dicho sector sea menor. Y aún falta probablemente una o dos negociaciones más. Ahora el gobierno quiere comprar el voto para implementar este paquete fiscal tan nocivo. Ya sabemos que cuando el 44% del gasto corriente se está financiando con deuda es porque hay un exceso de gasto; no una falta de ingreso.
Hay sectores a los que el gobierno no quiere atender que salen también perjudicados, señores el gobierno tiene miedo. Van a comprar apoyo pero Costa Rica sale perdiendo. La maquinaria del oficialismo junto a las armas de los progresistas hicieron un pacto político donde la víctima es el costarricense y la economía nacional. El impuesto de renta incrementará en un 50% para las PYMES ¿eso no importa? El IVA seguirá siendo del 14% cuando usted retire de un cajero automático. La educación y la medicina privada recibirán un nuevo impuesto. Los servicios cuyos sectores no fueron comprados por el gobierno incrementarán en costo, el desempleo tiene que aumentar porque sabemos que el incremento en el costo de bienes y servicios hace que se tenga que bajar los costos de producción. El impuesto a las zonas francas probablemente se dé; es posible que se baje en caso que sea una de las siguientes negociaciones del oficialismo pero se dará para mantener el pacto político; ahuyentando la inversión y aumentado el desempleo.
Mientras tanto organizaciones como ANFE, Instituto AMAGI y Nueva Generación Liberal continúan un arduo movimiento en contra de este plan fiscal y del presupuesto ilegal que ejemplifica el despilfarro que destruye incluso la institucionalidad del país que el oficialismo y los progresistas. Y esto ha desembocado en el naciente movimiento del ‘‘NO al PACquetazo’’  y en la incuestionablemente exitosa campaña liderada por el estimado Luis Loría de: ‘‘República de Costa Risa’’ la cual ya ha llegado a La Nación e incluso a 7 Días.; y por supuesto que mejor muestra que 12,000 likes en Facebook.
Cantidades masivas de adherentes al gobierno y al oficialismo han intentado sabotear dichas páginas y campañas. El gobierno se asustó y empezó a comprar opiniones. La opinión pública se está volcando a los ideales liberales que abogan no por sistemas idealistas sino por coherencia, racionalidad y eficiencia. El liberalismo abogará por cortar el gasto público, bajar tasas impositivas y disminuir regulaciones. Y todo gasto que califique como despilfarro lucharemos para que se acabe lejos de financiarlo con el trabajo de los costarricenses. La libertad y la justicia serán pilares en nuestra entrada al escenario nacional pero para esto no podemos dejar que nos frenen.

Deje un comentario

Start typing and press Enter to search