Costa Rica ¿Un país de perdedores?

David Rodríguez Suárez
Vicepresidente del Instituto AMAGI
Ignorando lo peyorativo que resulta la generalización, al acercarse el período electoral esa pregunta retumba en mi mente. Les daré unas estadísticas que pondremos en perspectiva de manera breve para llevar a cabo una reflexión sobre la pregunta en cuestión. Nuevamente considero irrelevante mi nacionalidad pero para aquellos que dicen que uno no puede criticar a un país ajeno (algo que ya hecho repetidamente) esta vez lo haré con mi país.

Costa Rica según el Banco Mundial presentó la cifra de 24,8% de pobreza en el 2011, en el año 2007 esta cifra oscilaba los 19 puntos porcentuales. Curiosamente aquí vemos como la pobreza ha aumentado en las dos administraciones del Partido Liberación Nacional. Ahora si vemos el crecimiento del PIB en el 2011 nos enfrentaríamos al 4,2% de crecimiento en el PIB una cifra bastante escueta en comparación al 7,9% del 2007. Pero claro está que la crisis económica del 2008 afectó puesto que no podemos ignorar el -1% en el 2009 sin embargo la cifra del 2010 situó un crecimiento del 4,7% por lo que la tasa de crecimiento del 2011 sí representó una desaceleración con respecto a una cifra post-crisis. En otras palabras no es necesario que Costa Rica esté creciendo a esta tasa; es responsabilidad del gobierno.

Curiosamente nuestro país sigue teniendo un gobierno que incrementa el porcentaje de gasto público en educación pero esto no pareciera estar bajando el porcentaje de pobreza (triste dato para los que dicen que más escuelas equivale a menos pobreza). Curiosamente el Ministerio de Hacienda informó en el 2012 que si bien los ingresos del gobierno central subieron en un 10% el gasto subió en un 9,5%. En otras palabras en realidad si examinamos los datos de estos últimos años vamos a notar que tenemos un déficit alto en la región (el más alto de la región en el 2011) y continuamos aumentando impuestos y aumentando el gasto. En otras palabras el gobierno sigue creciendo, el gasto social sigue en aumento y curiosamente la pobreza sigue aumentando y el crecimiento del PIB se muestra desacelerado.

Pero veamos la palestra de candidatos presidenciales para el 2014. ¿De los ya establecidos notamos alguno que realmente cite estas estadísticas y por lo tanto comprenda que este país tiene que promover el crecimiento de la economía mediante menos gobierno? No. El favorito a ganar es el alcalde de San José que pertenece al partido oficialista y señala la socialdemocracia como la salvación de nuestro país.

Hay muchas personas que yo calificaría de ganadores en este país. Personas que se superen por medios intrínsecos del mercado lejos de por beneficios gubernamentales. El Estado benefactor sigue en aumento y de igual manera la pobreza ya representa casi un cuarto de la población nacional. La receta social demócrata es realmente inviable para nuestro país. Las dos previas administraciones han disparado el gasto y los impuestos y las clases más bajas no se han visto beneficiadas. Este modelo es y siempre ha sido obsoleto. En China la pobreza ha bajado por el crecimiento económico, en Chile la pobreza es 50% más baja que en Venezuela. Pero los que vemos en Costa Rica es a un oficialismo socialdemócrata acusado de neoliberal por una izquierda intransigente e ignorante que tan sólo aumentaría la cantidad de pobres en el país.

Crear más dependientes nunca será la receta. La receta es ‘crear’ más emprendedores. La pregunta que les hago es simple: ¿Votarás por más gobierno como un perdedor? O ¿Votarás por la opción que implique menos gobierno?

Hay un principio muy básico que siempre perdemos producto de falsas doctrinas. La capitalización del país es beneficiosa para su población. Los países escandinavos incluso mantienen sus Estados de bienestar mediante la capitalización que logran con un mercado altamente desregulado. Mientras tanto aquí seguimos las doctrinas de un ‘Pepe Figueres’ que ya hace mucho debió ser intelectualmente superado.

Deje un comentario

Start typing and press Enter to search