De golosinas al Banco Central

Categorías Sin categoría
Café y Libertad: De golosinas al Banco Central
EDITORIAL
 
Lamentablemente amigos esta no ha sido una buena semana. No es extraño en Costa Rica ver presentados proyectos e ideas liberticidas, mas no en la cantidad actual. Hay que sumarle a eso factores externos a la ideología que han convertido estos siete días en los más horribles para los liberales desde hace bastante tiempo.
 
Podemos iniciar con el Ministerio de Salud y su socio en la búsqueda del control total, el Ministerio de Educación. Ahora resulta que este par quieren venir a imponer cuantas cucharadas de azúcar puede tener un refresco en una soda escolar. Este editorialista se quedó absolutamente indignado. ¿Qué sigue después? Pues evidentemente revisar bultos para que no introduzcan el “contrabando” a los centros educativos. Y aun si eso no fuera suficiente, pues solo faltaría que a estas personas se les ocurra regular (aun más) lo que se vende en los supermercados o lo que come en cada casa.
Con estas ocurrencias, cuasi-fascistas, no sería nada extraño que un día de estos le aparezca un inspector del Ministerio de Salud a la cocina de su casa y se la clausure. ¡No estamos tan lejos! Esta mismísima institución está encaminada en una lucha contra el sector de alimentos. Y no me refiero precisamente a las comidas rápidas. Ahora están cerrando hasta los tramos del mercado, donde trabaja la gente más humilde. No vaya ser que de pronto, también encuentre su lugar favorito de comida cerrado.
Además en esta semana un grupo de diputados presentó al Congreso una iniciativa que pareciera inocente, pero es muy peligrosa. Ellos pretenden modificar los objetivos del Banco Central para que este se encargue de  “promover el ordenado desarrollo de la economía costarricense, a fin de lograr la ocupación plena de los recursos productivos de la Nación”. Claro aparte de ser un ‘plato de babas’, esto le da la vía libre al Banco Central para seguir imprimiendo más billetes. ¿En qué le afecta? Bueno, ¿cuánto vale la arena? No mucho, porque hay demasiada y se necesita relativamente poco. La ley de la oferta y la demanda dice que si se produce más de un bien, a pesar de que su demanda sea la misma, el precio disminuye. En otras palabras la plata pierde valor; inflación.
Para concluir quiero decir algo de lo que estoy seguro. En Costa Rica hay muchas instituciones liberticidas que hay que cerrar, y las que cumplen una función válida, están llenas de bandoleros.

Deje un comentario

Start typing and press Enter to search