Dogma Montaigne

Por: Carlos Angulo Saborío
Vocal del Instituto AMAGI

A pesar de que creía que este era un tema ya superado y que nadie creía en esto, en el último mes, más de 10 personas me han afirmado una frase que ha sido sumamente nociva a lo largo de la historia, y es por eso que me pareció importante aclarar, a grandes rasgos, porque esta no es cierta.

En Costa Rica, y en muchas otras partes del mundo, hay un argumento envidioso que sirve para fomentar la mediocridad; y además, para criticar el capitalismo de forma falaz.
“La pobreza de los pobres, se debe a la riqueza de los ricos” Michel de Montaigne.
Esta frase ha ocasionado problemas, y generado resentimientos a lo largo de la historia. Es causante de un sin fin de protestas, y de un repudio hacia los empresarios por parte de quienes se consideran “de la clase trabajadora”.
Para referirse a esta frase, Ludwig von Mises creó el término “Dogma Montaigne”, debido a que, en la historia reciente, esta frase fue utilizada por primera vez, en un ensayo del famoso escritor y filósofo francés, Michel de Montaigne. La llamó así en forma de burla, ya que Michel de Montaigne, a pesar de ser un escéptico, aseguraba la veracidad de esta frase.
Según Montaigne, “No se saca provecho para uno, sin perjuicio para otro” en las transacciones. Esto no es cierto, pues, siempre que el intercambio sea libre y voluntario, ambas partes valoran más lo que reciben que lo que entregan, y por eso se consideran ganadoras. Pero además, Montaigne afirmaba el trillado cuento de que los ricos son ricos porque se aprovechan de los pobres, y que deben existir pobres para que haya ricos.
Esta historia, de que si algunos tienen “mucho” no queda para los demás, y por esto, son pobres; no es cierta, la riqueza no es un juego de suma 0, esta se crea a través del tiempo. Si aceptáramos que la riqueza fuera algo estático, que solo pasa de mano en mano, y que no puede crearse, entonces tendríamos que aceptar que somos igual de pobres (o ricos) que en el siglo XVIII, antes de la revolución industrial.
Quizás hay que empezar diciendo que la pobreza no tiene causas, la pobreza es el estado natural del ser humano, es mediante la civilización y la cooperación; que el ser humano crea riqueza, y deja de ser pobre. Este es el otro punto, la riqueza se crea. El “Dogma Montaigne” deriva de otra idea errónea, la de que la riqueza es una cantidad dada, y que no se puede cambiar.
Esto no es así, la riqueza se crea mediante el trabajo, la inversión y la acumulación de capital; si esto no fuera cierto, el crecimiento poblacional haría que la riqueza se dividiera entre más personas cada vez, cada uno tendría menos, y (al contrario de lo que sucede) las personas tendrían menos de lo que se tenía hace 200 años.
Otra explicación, que funciona para respaldar este argumento, dice que “Los trabajadores le hacen un favor a los empresarios, ya que los primeros trabajan para los segundos, y hacen que los segundos se beneficien sin hacer nada”. Esto no es cierto, en realidad, ambos se ayudan mutuamente. El trabajador es beneficiado por el empresario, que le proporciona el capital para producir, y el empresario es beneficiado por el trabajador, que aporta su mano de obra. Ninguno de los 2 pierde, ambos ganan, por eso se da el intercambio.
Así mismo, los trabajadores pueden guardar cierta parte de su ingreso (ahorro), y de esta manera luego invertir para mejorar sus ingresos.
Es importante acabar de una vez por todas con este mito que ha funcionado para llevar a cabo una gran cantidad de políticas fallidas.
Comments
  • MArko
    Responder

    En qué mundo vive el autor de este artículo? Acaso ha sido un niño mimado toda su vida?
    ¿Quién dice que el intercambio, salario/mano de obra, siempre es justa???
    Millones de personas en el mundo sobreviven en el subempleo, miles de niños son esclavizados en países tercerrmundistas para empresas como Apple, Nike, etc., ¿Eso es un intercambio que satisface a ambas partes? Que estúpido es creer que un intercambio siempre beneficia a ambas partes, la realidad es que en la mayoría de las veces la parte más poderosa se aprovecha de la más débil.

Deje un comentario

Start typing and press Enter to search