El resurgimiento liberal y el antecedente psicológico

Categorías David Rodríguez
Por: David Rodríguez Suárez
Vicepresidente del Instituto AMAGI

En  medio de una conversación sobre la situación actual en Costa Rica, llegué a la conclusión (lógica) de que el mayor daño que tiene Costa Rica; es psicológico. Curioso para la mayoría que uno haga este tipo de pronunciación. Pero espero en este artículo mostrarles la veracidad de esta tesis.


Se podría incluso decir que desde la colonia en nuestro territorio y sociedad no se ha impulsado realmente el emprendedurismo pero ahora bien es difícil explicarlo en estos tiempos dada la situación que aquejaba al país, la falta de desarrollo propia de esa época y un sistema prácticamente nulo en lo que se refiere a lo legal. Pero por lo mismo incluso en la época post-colonial podemos notar que se dan indicios de lo que algunos llaman ‘visión país’ y donde el gobierno empieza a dirigir al país en base a un esquema de dirección única tanto en producción como educación, etc.

Pero donde realmente marco yo la pauta para hacer este argumento es durante la guerra civil y en todo lo a posteriori. Si bien ya habíamos caído en clientelismo, resentimiento social y demás tendencias desde principios del siglo XX es en la guerra civil donde realmente se nota que Costa Rica iba mal encaminada.

Qué curioso fue que en esa época se debatiera entre los caldero-comunistas y los social demócratas de Figueres. Yo no se ustedes pero me parece que el fin de ambos era el mismo; un Estado estilo Leviatán de Orwell que en nombre del bien común destruyera nuestra psiques.  El clientelismo ya había mostrado estar relacionado con el oficialismo y los social demócratas no tardaría mucho una vez en poder, en mediante el Consejo Nacional de Producción establecer sus propia base clientelista. Se marcaba una tendencia clara en nuestro país; el éxito y la ambición se habían por fuerza relacionado a ser allegado al gobierno. Y para ser allegado al gobierno había que defender sus tesis mediocres a ‘capa y espada’; defender un Estado que crecía continuamente para asegurarse el éxito laboral y económico de la persona. Los emprendedores habían mutado en mercantilistas.

Desde esta guerra civil se marcan mediante Calderón y Figueres una clara visión caudillista de nuestro país; figuras que vienen a salvar a la sociedad (porque en este país cuesta mucho que la persona hable de individuos).

Luego con el creciente Estado Benefactor ¿qué sucede? Muy simple se pierde en su totalidad el sentido de responsabilidad. El Estado y su asociación directa con los mercantilistas empiezan a incrementar el gasto público y a incrementar el Estado; y dirigen estos esfuerzos en hacer al Estado garantes de ‘garantías sociales, derechos sociales, …’ (aclaro que esto ya venía desde Calderón).  El Estado empieza con el INVU, el IMAS, el IAFA, el CNP, el ICE, la CCSS, el IDA, MIDEPLAN, etc. A establecer un patrón que se volvería en realidad nacional; el Estado estaría en todas las esferas de nuestras vidas como costarricenses. Por lo tanto nosotros como individuos estaríamos inclinados a asociar nuestro bienestar individual con la ‘institucionalidad costarricense’. Y esto hace que cualquier reforma liberal cause un miedo profundo en nuestro país.

Desde la escuela por medio de Estudios Sociales y Educación Cívica empiezan a decirnos que no somos individuos sino parte de una nación, que funciona por el Estado y cuyo propósito es el bien común. Yo no sé ustedes pero nunca en mi vida he creído que alguien que no me conozca yo realmente le importe; sin embargo esa es la tesis de estas materias. Reconozco que tuve la oportunidad de prácticamente no tener que ver estas materias dado que en mi colegio sólo se veían para hacer los famosos exámenes del MEP; por lo que teníamos que memorizarnos todo en un período muy corto y con si acaso 8 clases de preparación (por lo que realmente el adoctrinamiento fue muy leve). Sin embargo todo me lo memorice y no se me olvida todavía lo triste es que muchas personas no se plantean una opinión crítica; si bien todo lo memorice nada lo adopté.

Yo no quiero hablar bellezas de países como EEUU porque tiene mucho en lo que se pueden criticar y de perfectos no tienen nada. Sin embargo es curioso ver que estos países tienden a mostrar individuos emprendedores, empresas fuertes, alta capitalización y un alto nivel de vida. Es curioso ver que cuando uno examina los antecedentes históricos de EEUU y su constitución y demás; vemos que su sistema político, legal y económico debido a una fuerte asociación con una creencia en la libertad hacen que este país formule algo que en nuestro país y en muchos otros de la región hemos perdido: creer que yo como personal ‘promedio’ puede ser exitoso a base de ambición y esfuerzo. Y bueno esa es mi tesis central. La realidad política y el marco político de una nación pueden tener un fuerte impacto en el tipo de individuos de dicha región. Sin embargo, mi tesis no corresponde en cambiar el sistema actual por otro dado que abogo por más libertad; por una creencia mayor en que la libertad conlleva responsabilidad, y un país que es responsable es un país estable y libre, y esa libertad por lo tanto es un marco para que los individuos emprendan y se capitalicen. Es curioso que países donde se utiliza su sistema de educación como buenas referencias en pro de la social democracia (llámese Chile, Suecia, Dinamarca, Singapur e incluso Costa Rica en su época) muestra algo en común; son países donde la regulación es mínima y donde el mercado tiene mayor capacidad para desenvolverse. Su sistema de educación no debe a esa argumento barato que tanto he escuchado de profesores universitarios: ‘producto de las luchas sociales’ sino a un alto nivel de capitalización económico.

Lo curioso entonces es notar que el Estado no está creando individuos emprendedores; eso es algo que sólo el mercado lo puede hacer (entendiéndose que el mercado es algo simbólico dado que representa el intercambio macro entre individuos). Y por lo tanto aún para tener esto sistemas de Estado Benefactor lo primero que se ocupa es capitalización y para tener esta capitalización se requieren individuos emprendedores (propios de un sistema donde la libertad e individualidad imperan y no el colectivismo y el Estado).

Notemos que Costa Rica y su modelo de capitalismo de Estado y Estado benefactor entran en crisis en los ochentas y son medidas más relacionadas con el mercado las que luego repercuten en un crecimiento económico que nos hacen destacar en el istmo. La libertad económica (que si bien no está completamente asociada con las reformas de los ochentas pero fueron medidas mejores que lo que antes imperaba) crean un fenómeno social: los individuos se encuentran con preámbulos del mercado y ven como las oportunidades aumentan para sí mismos. Este fenómeno se vuelve psicológico: se basa de ‘siervos menguado’ a un preámbulo de emprendedor.

Sin embargo ahora que nuestra situación fiscal es deplorable vemos que la tal llamada ‘institucionalidad costarricense’ está en crisis y es insostenibles (el Estado producto de los antecedentes históricos creció desproporcionalmente) y ahora Costa Rica tiene dos caminos: 1. Sigue dormido psicológicamente y cambia del rumbo cuando estemos en una situación similar a la de Grecia dado que es forzado a ‘evolucionar’ producto de una eventual crisis. 2. Opta por un sistema basado en la libertad donde sin duda alguna el despertar psicológico de los individuos al notar que no somos ‘partes de algo’ sino que somos algo por nosotros mismos; repercute en que el resultado macro de este proceso levante la situación nacional.

Hay un problema psicológico en este país y entre más profundicemos en el individualismo y el liberalismo; más entenderemos este problema y más rápido saldremos de él. Curioso que la medida que puede salvar esta situación sea psicológica.

Ya lo decía Mises: ”Sólo el individuo piensa. Sólo el individuo razona. Sólo el individuo actúa”.

Deje un comentario

Start typing and press Enter to search