La izquierda nos necesita

Categorías David Rodríguez
Por: David Rodríguez Suárez
Vicepresidente del Instituto AMAGI
Si vamos hacia ideologías como el libertarianismo vemos un modelo de Estado que se asemeja al minarquismo el cual implica un Estado severamente limitado y enfocado en proteger los tres pilares de esta ideología: vida, propiedad privada y libertad; desde una perspectiva individualista. El liberalismo clásico abandona de manera relativa este minarquismo y es más flexible en el rol de Estado; siempre con un enfoque similar al libertarismo en principios pero con un papel más amplio para el Estado. Tal como igualdad de oportunidades mediante educación subsidiada, leyes anti monopólicas, reformas de salud etc. En fin las aplicaciones ideológicas no tienden a ser tan puristas dado el compromiso que surge en la vida democrática de un país. Sin embargo de cualquier manera las ideologías de esta tendencia no tienen como pilares un Estado relativamente benefactor. Y la institucionalidad de una república que dentro de esquemas asociados a la izquierda (social democracia, socialismo, progresismo) tienen una visión Estado mucho mayor con un Estado interventor y benefactor. Lo interesante es que la realidad económica ha causado un hecho impactante para la izquierda; el Estado y con más razón el Estado benefactor nos necesita.
El despilfarro de este gobierno, la corrupción, mala administración y falta de fiscalización ha llevado al Estado a un nivel en el que su institucionalidad básica se ve amenazada. Instituciones como la CCSS y el sistema de pensiones ven sus finanzas en alto riesgo.  Los niveles altos del gasto público hacen al sistema nacional más vulnerable e incentivan a acudir a la inflación monetaria. Se llega a un estado en el cual el alto riesgo del sistema lo hace más dependiente de la situación económica mundial. Países con fuertes tendencias socialistas como España le dieron la espalda al PSOE y eligieron a un candidato relativamente de derecha producto de su discurso de liberalismo económico. Conscientes que el crecimiento del sector privado y la responsabilidad fiscal son los mejores garantes de una buena institucionalidad republicana.
En EEUU por ejemplo incluso un candidato abiertamente libertariano tiene un plan económico en el que programas como ‘Medicare’ (atención médica para las personas mayores) y demás programas sociales se pueden rescatar del colapso mediante recortes a la intervención militar. Dicho candidato menciona que haciendo los recortes al gasto que él considera innecesario; dicho monto de recortes alcanzaría el billón de dólares en su primero año de gobierno y balancearía el presupuesto al final de su mandato.  Por lo tanto programas que no son en su naturaleza libertarianos se salvarían con las reformas de un propulsor de esta ideología. Este ejemplo se puede aplicar a Costa Rica donde a pesar de que hablamos de medidas liberales (por lo tanto menos radicales), la institucionalidad del Estado se salvaría mediante medidas de libre mercado y de responsabilidad fiscal.
Es por este fenómeno que la ideología liberal empieza a resonar en los individuos costarricenses; en el caso de muchos de los que impulsamos ideologías de estas índoles esto se debe a mayor propagación de este tipo de ideologías lo cual conlleva una mayor red de cobertura de educación ideológica. Sin embargo el crecimiento con indicios de exponencial se debe en todo caso a una necesidad para salvar la institucionalidad tan común para el costarricense promedio.

Deje un comentario

Start typing and press Enter to search