Liberalismo en Brasil

Por: Ing. Jorge Vasquez

Brasil no tiene una tradición liberal. La cultura brasileña en su mayoría no posee los principios liberales como el Estado de Derecho, laissez-faire y la supremacía del individuo sobre el colectivo. Brasil es un país muy vasto y diverso, sin embargo, esto significa que hay una importante fde la gente que en general  preferirían un gobierno más pequeño, menos intervencionista y más pro libertad. Hoy en día, estas personas son huérfanos de la representación política y tienen muy poca oportunidad de encontrar opiniones liberales en la prensa. El pensamiento liberal es casi marginal en Brasil: no se escucha en el parlamento, en la campaña electoral o en la prensa popular.
Al examinar la historia reciente de Brasil, le puedo atribuir esta marginalización del pensamiento liberal a la manera en la que el régimen autoritario acabo a principios de los 80’s. Aunque el gobierno militar y no tenía nada de liberal, fue constituido bajo la necesidad de luchar contra el comunismo, lo cual hizo durante sus 21 años de opresión. La posición más antagónica a la dictadura fue la del socialismo, la cual se entendió durante esa época como la pro-pobres, pro-libertad (al estar luchando contra la dictadura) y más solo una proposición. Durante el despertar de la llamada Era de Re-Democratización, se escribió una nueva constitución que contenía los esquemas para un Estado que proveería todo para sus ciudadanos. Es entendible: el Estado no había sido capaz de proporcionar tan si quiera las más básicas formas de libertad en ese tiempo. Estas constituciones no son la causa de la prisión mental socialdemócrata brasileña, es prueba escrita de ella.
En el lado político uno puede explicar el vacío de partidos liberales a causa del gobierno federal populista de los últimos cuatro periodos y el escenario académico. Usar un programa socialdemócrata que empezó con el partido Social Demócrata hace 16 años y un discurso populista de ellos mismos durante el período de crecimiento de la economía mundial, el Partido de los Trabajadores logro obtener una tasa de aprobación de más del 80% y a demonizar las ideas contrarias, dejando absolutamente ningún espacio para que el pensamiento liberal tenga una audiencia popular. Adicionalmente, en el lado académico, especialmente en las disciplinas de las ciencias humanas, más que nada por el periodo autoritario, la mayoría de profesores siguen teniendo una manera marxista de comprender el mundo. Esto causa un círculo vicioso, ya que estos profesores le enseñan a todos, desde lideres políticos hasta periodistas, desde burócratas hasta profesores escolares. Esas dos razones dan cuenta por el hecho de que el liberalismo sea marginal: debe ser una línea independiente de pensamiento, no hay espacio para el en la arena popular.
Durante los últimos 20 años, por el importante cambio político que la constitución de 88’ causo, el gobierno aumento del impuesto del 25% sobre el PIB a casi el 40% (y sigue en subida) en la actualidad. Si bien es cierto que una fracción de este dinero fue a programas sociales como seguros de salud universal, retiro y distribución directa de fondos a aquellos más necesitados; la mayoría se fue a pagar por una burocracia más grande y más rica. En actualidad muchas personas han empezado a darse cuenta que ellos están pagando más mayoritariamente para tener más control gubernamental sobre sus vidas y poco o nada de servicios proporcionados por el Estado a cambio. Estas personas prácticamente no encuentran estructuras liberales organizadas, pero se están hacienda escuchar después de un periodo largo de silencio. La semana pasada, por ejemplo, una revista (que no es una publicación liberal) tiene una historia de primera página que fuertemente liberal, en contra de que el gobierno prohíba las píldoras para la pérdida de peso basado en que no son seguras, en contra de la opinión de la mayoría de asociaciones médicas. Así es como el pensamiento liberal esta hacienda su regreso a las mentes de las personas: al ser naturalmente la solución a los problemas diarios en las vidas personales y económicas creados por un gobierno gordo.  
Hoy hay ‘Think Tanks’ liberales en Brasil (IEE, Instituto Millenium, Instituto Liberal, Instituto Mises Brasil, y otros) que se están expandiende de una manera modesta pero constante. Estos ‘Think Tanks’ han aprendido a hacerse escuchar y a llegar a las mentes de las personas, lo cual, como se explicó, muchas veces tienen las semillas en necesidad de un pensamiento liberal organizado. También hay un partido naciente liberal llamado ‘Liber’, el cual todavía está intentando establecerse antes de presentar candidatos. Aunque otros partidos se puedan presentar como liberales, ninguno de ellos tiene un programa de gobierno liberal, y ninguno defiende ideas liberales en el parlamento, a excepción de causas de derechos humanos básicos, como la libertad de expresión y la igualdad ante la ley.  

Deje un comentario

Start typing and press Enter to search