Libertad: crisis práctica y auge teórico

Categorías David Rodríguez

David Rodríguez
Vicepresidente del Instituto AMAGI
Realmente con la crisis financiera la situación política se volvió caótica y es precisamente los fenómenos que se gestan a partir de esta situación lo que quiero resaltar. En varios países hemos visto que el liberalismo económico está sufriendo una crisis política y esto se ha dado principalmente en países donde ‘la derecha’ estaba en el poder.

Francia es un buen ejemplo. Hoy se celebra la segunda ronda en las elecciones francesas entre una mediocre centro-derecha y su opositor; un socialista que predica resentimiento social como la única alternativa a los problemas que aquejan Francia. Lo único que se puede decir es que si gana Sarkozy él debe dar un viraje enorme a su política económica. Y si gana Hollande doy a Francia por perdida; al menos que Hollande traicione su ideología lo cual no es probable, Francia deberá aprender por las malas: caos hasta que vuelva el sentido común. Y como si un socialista de este tipo no fuese preocupante, si vamos a la primera vuelta vemos al partido comunista rodeando el 10% del voto y a los fascistas rodeando el 18% del voto. En teoría (asumiendo que todo francés votara) de cada diez franceses, tres creen prácticamente en una dictadura. En fin; el Estatismo está en auge en Francia, por lo tanto o Sarkozy gana y pone a Francia en el rumbo de la libertad; o Hollande gana y vemos un crecimiento muy significativo de Le Pen en el 2017. La estabilidad en Francia está en estos momentos en los conservadores, si Sarkozy gana y no da un viraje veremos a Francia dividida entre comunistas y fascistas.

Hagamos un repaso breve por la región latinoamericana.

Venezuela ha elegido como líder de la oposición a Henrique Capriles; alguien con ideas poco innovadoras y realmente no liberales. Sin embargo para Venezuela lo primordial es bajar a Hugo Chávez del poder (si el cáncer no lo hace primero) y sacar al PSUV del poder. Y tienen razón ese debe ser el norte de Venezuela en este momento deben salvar a la democracia y tengo la fe que eventualmente el liberalismo o ‘capitalismo popular’ de María Corina Machado empezará a resonar entre los venezolanos y modificar el rumbo de Venezuela (el fallo de Chávez es el fallo completo de una ideología lo cual justifica por lo tanto a la ideología opuesta: liberalismo).

México se divide en estos momentos entre tres candidatos principales: Enrique Peña Nieto, Andrés Manuel López Obrador y Josefina Vásquez Mota. He de mencionar que Gabriel Quadri y su partido Nueva Alianza vienen gestando una buena labor y probablemente obtengan más escaños en estas elecciones sin embargo su momento será en elecciones posteriores. Me parece que el mayor fallo de Felipe Calderón ha girado en torno a la guerra contra las drogas; al menos este ya se ha pronunciado ‘‘abierto’’ a escuchar una medida regional que trate el tema de políticas de legalización. Pero de López Obrador su pasado no inspira confianza y más bien aún si notamos un discurso más coherente que en el 2006 no debemos olvidar que nuestra región se caracteriza por caballos de Troya (Zelaya en Honduras). Y Peña Nieto no está proponiendo medidas liberales y la verdad que sería un giro en la dirección equivocada el hecho de que el PRI vuelva al poder. Por lo tanto yo me quedo con Josefina Vásquez Mota; ahora no ha dado propuestas ‘magníficas’ pero pareciera que de los tres principales es la que nos puede dar la sorpresa.

En Costa Rica sólo nos queda ver cuál será el éxito del nuevo y único partido liberal que se estrenará en elecciones en el 2014. Argentina vive una triste situación con Kirchner en el poder y una oposición débil, desgastada y sin ideas claras; país donde el liberalismo brilla por su ausencia sin embargo tengo que recalcar el gran trabajo que hace el Partido Liberal Libertario que espero pronto empiece a resonar en la opinión pública. ¿Y por qué no? Recordar el esfuerzo que hace Unión Por Todos y su mayor representante Patricia Bullrich. Pero a escala nacional lo que cabe esperar es que la oposición se una con una propuesta mejor que la de Kirchner (no debería ser difícil de lograr) y así ver la caída del Kirchnerismo. Chile está en el camino correcto, este país ya lo he tratado antes y la verdad que Piñera ha hecho una buena labor (no perfecta) y si bien su imagen está desgastada espero que las ideas asociadas a él sean retomadas en las próximas elecciones por otro candidato. Los logros de Chile han sido por su orientación al libre mercado si se alejan de este camino pagarán un precio alto.

Los demás países de Latinoamérica los trataré en el futuro cuando el tiempo lo amerite.
Por último quiero hablar de EEUU. Me parece a mí que la nominación republicana está en manos de Romney sin embargo la convención estará llena de delegados leales a Ron Paul dado que él ha hecho una excelente labor ganando alrededor de diez estados en lo que a delegados se refiere (asegurándose un discurso en ‘prime time’ en la convención republicana) por lo cual los republicanos no pueden ignorar a un significativo segundo lugar como lo es Ron Paul. Barack Obama ha sido probablemente el peor presidente de EEUU en un largo tiempo pareciera increíble pero ha sido más guerrillero que George W Bush y ha atacado las libertades civiles de igual manera que el mismo. En cuanto a lo económico EEUU anda mal, una deuda de alrededor del 100% del PIB es inaudita. Aún si tuviese la capacidad de pago (que ya empieza a estar en duda) esto habla pestes del rol del gobierno en estos momentos. Obama pareciera un resentido social que de alguna manera llegó a la Casa Blanca. Romney no es mi candidato ideal, me parece que los libertarios en EEUU son una oposición mucho más fuerte (algo reflejado por las encuestas que señalan a que Ron Paul le ganaría a Barack Obama) dado que atraen a los republicanos con sus políticas económicas y a los demócratas con sus políticas sociales (sin mencionar que su frescura atrae a los independientes). Pero Romney si se olvida de su infantil política exterior y escucha las voces libertarias puede marcar una época exitosa para EEUU. Si las elecciones son entre Romney y Obama; yo apoyo a Romney.

Pero si les he hablado de la libertad en crisis práctica he ignorado hasta el momento la segunda parte del título. La libertad está en un auge teórico. Veamos a Ron Paul debatiendo en Bloomberg contra Paul Krugman; algo histórico para los que apoyamos al libre mercado. De hecho he de señalar que me parece enriquecedor que los neoclásicos y los austriacos debatan entre sí; es extremadamente sano y puede ser muy provechoso en el presente y futuro. Los think tanks liberales han empezado a expandirse a nivel mundial e incluso empiezan a manifestarse a nivel civil (llámese Tea Party) y a nivel político (Partido Liberal Libertario, Partido Por la Libertad, Liberal Democrats, etc.). La crisis se la hemos achacado al Estatismo y esto ha empezado a resonar. Pero el éxito teórico es muy amplio y evolutivo y estoy seguro que se prestará para un artículo en el futuro.

 En conclusión, estamos en una época inaudita en la esfera política. Todos los países se han vuelto cada vez menos predecible. No hay una ideología que marque el rumbo mundial y hay un debate muy diverso a nivel global. Parece mentira que el liberalismo económico sea más popular en oriente que en el occidente y esta probablemente sea la tónica a corto plazo. Los liberales estamos entrando al espectro político y tenemos que hacernos sentir. Probablemente los que me lean ya sepan que nosotros somos los de las respuestas y es por esto que tenemos que empezar a infiltrarnos en todas las esferas de la sociedad. Hay que perder el miedo al Estatismo y a sus diversos predicadores. Nosotros tenemos principios y eso es lo que nos diferencia en el espectro político. Principios, consecuencia y racionalidad; algo estrictamente liberal.

Bien lo dijo el estatista Rahm Emanuel: ‘‘Nunca dejes que una buena crisis se desperdicie’’. 

Deje un comentario

Start typing and press Enter to search