Silencios Rebeldes : ROBIN

Categorías Ernesto Aquino
Ernesto Aquino

ROBIN

Ya quedaron atrás aquellos días
que encendieron tu gloria de proscrito:
No lo sabías, Robin.

Te mintieron.

Te usaron de oportuno testaferro
para ocultar la garra depredante
del poderoso CALÍGULA en acecho.

Tú eras el rostro psicotrópico adecuado
que el vándalo fingió,
mientras se fermentaban sus entrañas
para parir, sobre los hombros del aplauso,
su síndrome de Dwon.

No te duelas de tu muerte prematura
a manos de aquel César de los Judas
que escoltaron los cuervos cabizbajos
de la demencia inferior
de aquel protervo que se soñaba Roma;
y sigue siendo Estrella de Camino,
y alternativa vital para encender el fuego;
porque cuando te echaron del Olimpo,
regresastes al bosque
con tu pueblo.

Deje un comentario

Start typing and press Enter to search