¿Socialdemocracia o el color del camaleón?

Categorías John Fonseca, Liberalismo

John Fonseca.

Totalitarismo es la nueva palabra que hemos adoptado para describir las inesperadas pero inseparables manifestaciones de lo que en teoría llamamos socialismo. Friedrich Hayek

¿Por qué históricamente los liberales, nos hemos opuesto al socialismo? La pregunta se responde con otra pregunta ¿Qué es el socialismo? Quiero aclarar primero que me baso en definirlo no solo en lo que pueden decir los socialistas sino en lo que sistemas socialistas han “logrado” por nuestras sociedades.
El socialismo como ideología o filosofía política es como dice Hayek, un sistema que se manifiesta tarde o temprano en totalitarismo. El socialismo tiene muchas caras y muchos defensores (lamentablemente no tantos detractores), un sistema que en esencia cree en que existe o existirá un grupo capaz de tomar las decisiones de las mayorías de una mejor manera.

¿Pero que tiene esto de malo? ¿Acaso algunos no son mas preparados que la mayoría? Pensemos en cualquier actividad humana que requiera de la interacción de más de 2 individuos, quienes se proponen a obtener algo del otro individuo mediante una simple transacción, ahora pensemos en como un tercero, decide establecer ciertas reglas para esta transacción. Hasta aquí todo pinta bien, incluso el tercero con buenas intenciones quiere que ningúno se aproveche del otro, ahora pensemos que pasa cuando ese tercero no toma en cuenta los deseos de los otros 2 individuos y regula o impide la transacción por el bienestar de un cuarto “La Sociedad”. Ya aquí las cosas empiezan a pintar mal, podemos pensar en socialismo justo en este momento, con buenas intenciones “Papá Estado” le impide a 2 individuos hacer una simple transacción por el bienestar de “La Sociedad”, pero acaso estos dos inviduos son extraterrestres o miembros de “Otra Sociedad”, no simplemente “Papá Estado” decidió que lo mejor era lo que EL decide.

Ahora ya podemos ir dándonos una idea de lo que sucede en un sistema socialista, y para mi , me da igual si es socialdemocracia, socialcristianismo, comunismo, reformismo, socialismo cuantico o del Siglo XXI, para mi es un camaleón que se acomoda a las situaciones. Piensenlo bien, que diferencia a uno del otro, simplemente que uno es mas decidido y beligerante en el rol de “Papa Estado” que los demás. 

Y ahora volvemos a la pregunta original porque los liberales nos oponemos tanto al socialismo, incluso siendo tema de constante debate y la musa de grandes escritores como Mises o Hayek ¿acaso no tenemos nada mejor que hacer? Creo que NO, creo que la tarea primordial del Liberal , es desmitificar al socialismo, desnudar a ese monstruo de mil cabezas, a ese lobo con piel de oveja. No solo mediante las estadísticas y la razón, sino mediante la pasión, el misticismo que caracteriza a los movimientos cívicos de juventud liberal hoy en día. Ese misticismo es la inyección de energía que se necesita para poder develar que es en realidad el socialismo.

Al final y al cabo ellos tienen la maquinaria estatal para el uso de la fuerza, tienen los Sistemas Educativos centralizados (ministro de las picaritas incluido) y tienen lo más importante, el sistema de seguridad social que usan a modo de limosna para amarrar a todo aquel que quiera pensar diferente.

Los invito a leer sobre Liberalismo, a analizar críticamente de que color es el camaleón, a veces es verde con blanco, otros días amarillo con rojo, se llega a pintar de rojo y blanco y tiene en ocasiones tonalidades amarillas. El socialismo es un sistema que busca eliminar en el individuo aquello más importante, su Libertad. Recordando que la Libertad es una e indivisible (gracias doña Cecilia, por su admirable trabajo)

Hasta Luego.

Deje un comentario

Start typing and press Enter to search