Veritas: Acerca de varias prohibiciones

Categorías Veritas

Si todas las leyes intervencionistas realmente se observaran, pronto llevarían al absurdo.” Ludwig von Mises

La anterior semana se vio marcado por diversos sucesos que se relacionaban con diversas prohibiciones vigentes en nuestro país. Lo que resulta interesante de esto es que al parecer la Administración Chinchilla no tiene una visión clara y consistente de lo que se puede prohibir o no.

Ley Antitabaco. La semana empezó con la aprobación en primer debate de la llamada “Ley Antitabaco”, que aparte de aplicar fuertes regulaciones e impuestos al comercio de cigarrillos, propone además que sea prohibido fumar en lugares públicos -mejor dicho, lugares de concurrencia pública. A pesar de que hayan negocios (como bares y restaurantes) que sean propiedad privada, los propietarios no podrán decidir las reglas  dentro de sus establecimientos, al parecer ya el Estado lo hizo por ellos.

Otro problema de fondo en es esta prohibición es que niega a los fumadores un espacio para reunirse. Incluso no-fumadores que decidan correr su propio riesgo se ven limitados gracias a esta medida. Uno de los argumentos más utilizados por los promotores de esta ley son los costos en los que incurre la Caja Costarricense del Seguro Social en tratamiento por los efectos del tabaco; sin embargo, solucionar esto sería tan simple como aumentar el monto que pagan aquellos que han decidido incurrir en dicho hábito, haciéndose responsable de sus actos. Claro que para el gobierno la responsabilidad personal es un concepto muy avanzado y prefieren recurrir a la salida más sencilla para ellos.

Sodas escolares. Al parecer no hubo que esperar ni un mes desde la entrada a clases para apreciar las consecuencias no-intencionadas de la prohibición de vender prácticamente cualquier cosa que no sean refrescos naturales o arroz en las sodas escolares. Como bien se predijo, ahora las mallas de las escuelas y colegios están llenas de vendedores ambulantes, sobre las cuales el Ministerio de Educación (MEP) ya no tiene ningún control. El remedio fue peor que la enfermedad. Al parecer también el MEP está estimulando el contrabando, pues de buena fuente este editorialista sabe que hay estudiantes que compran productos fuera de las instituciones para revenderlas adentro. ¿Cuándo aprenderemos Ministro Garnier?

Guerra contra las drogas. Aquí es donde está la parte realmente inconsistente. A pesar de que la Administración Chinchilla ha sido la promotora de las prohibiciones anteriores, esta misma parece haberse tomado en serio la propuesta del Presidente de Guatemala, Otto Pérez, de legalizar las drogas. Que la mandataria nacional no haya rechazado el debate de plano como sí lo hizo Barack Obama es un enorme progreso. Sin embargo, va a resultar curioso escuchar la argumentación del Ministro Garnier (quien siempre ha estado a favor de la descriminalización), que podría aplicar perfectamente a su política de sodas escolares.

Es muy temprano para predecir en que terminaran estas conversaciones, pero es buen comienzo.

Deje un comentario

Start typing and press Enter to search