Veritas: El recuento del 2011 y lo que viene para el 2012

Categorías Veritas
EDITORIAL
El Instituto AMAGI les desea un próspero y más libre año 2012


Difícilmente se puede considerar al año 2011 como uno bueno para la libertad. A nivel nacional los costarricenses experimentamos retrocesos importantes en aspectos económicos, desde una apertura mercantilista en el mercado de telecomunicaciones hasta una crisis fiscal que se avecina (que no se ha decidido combatir con recortes, sino con aumentos de impuestos). Nos podemos dar cuenta como nuestros gobernantes aún no se han percatado que restringir al sector privado para expandir al Estado no es la solución si se quieren crear empleos y mejorar la calidad de vida de los habitantes.

 A nivel internacional los liberales hemos sufrido las consecuencias políticas de los desastres de la socialdemocracia keynesiana. Observamos como líderes y académicos que aprecian las ideas de la libertad son marginados porque se ha transmitido la noción de que fue el mercado (y no el Estado) quien causó la crisis económica. En Europa, el problema de la deuda se acentúa y las soluciones no-estatistas fueron removidas del debate para dar paso a rescates financieros que vaciarán el proceso económico, creando incentivos perversos para quienes no tomaron las decisiones correctas y de pronto se ven salvados.

No obstante, la negatividad solo beneficiará a los estatistas, socialistas y fascistas de la nueva época. Los liberales debemos continuar dando la pelea para dar a conocer que representan realmente nuestras ideas, Esto a pesar de la parcialización que sufrimos en medios de comunicación, la academia y otros espacios formadores de opinión.

 Para Costa Rica se vislumbra un camino difícil y empedrado en este año. Si bien el brutal aumento de impuestos propuesto por la Presidenta Chinchilla parece detenido por el momento, lo cierto es que el gobierno no ha accedido a recortes de gasto reales y de no regresar a un presupuesto central similar al del 2007 (15% del Producto Interno Bruto), el país puede verse inmerso en otra severa crisis.

 En cuanto al escenario internacional es difícil hacer predicciones. Elecciones importantes se llevaran a cabo en Estados Unidos y Venezuela; si bien los liberales estamos deseosos de acabar con las nefastas presidencias de Obama y Chávez, sus mejores sucesores todavía deben pasar duras pruebas. Además México, país destruido por la infame guerra contra las drogas, tendrá sus comicios. ¿Habrá algún candidato que represente una alternativa de economía de mercado y a su vez anti-prohibicionista?  Esto además de otras preguntas que nos hacemos: ¿Se abrirá al fin Corea del Norte? ¿Verá Cuba un cambio importante a favor de la libertad individual?

 Profetizar el futuro es imposible, pero hay razones para tener fe en este 2012. Por el momento no queda más que desearles a nuestros lectores un muy próspero año y darles ánimos para continuar derribando más Muros de Berlín por todo el mundo.


Deje un comentario

Start typing and press Enter to search