Veritas: ¿Qué los ricos también paguen?

Categorías Veritas
EDITORIAL

Una sociedad que roba a un individuo el producto de su esfuerzo…no es estrictamente hablando una sociedad, sino una revuelta mantenida por violencia institucionalizada.” Ayn Rand

En este editorial el Instituto AMAGI desea realizar una serie de comentarios a vista de que en los últimos días han surgido grupos (aparentemente ligados a agrupaciones políticas promotoras de impuestos) que se ha encargado de desprestigiar los esfuerzos de diversos sectores en contra del Plan Fiscal que impulsa la Administración Chinchilla.

En primer lugar, se ha aclarado muchas veces que los principales afectado de este paquete tributario serán los sectores de clase media. Dicha reforma contiene la creación de un Impuesto de Valor Agregado, que aparte de encarecer y gravar nuevos productos, se convierte en una carga para los pequeños empresarios. Así también, se contemplan alzas a la tarifa del impuesto de renta a pequeñas y medianas empresas, malas de todas maneras y prácticamente algo inconcebible en tiempos de crisis.

Segundo, el ánimo exacerbado de ciertos sectores a favor de “castigar a los ricos” nos parece preocupante. Es claro que la carga tributaria debe ser compartida por todos los sectores de la sociedad, de manera justa. Pero también es cierto que existen la igualdad ante la ley, y la igualdad mediante ella. Penalizar el éxito de quienes lo han conseguido para financiar las ocurrencias de políticos que no han aportado nada positivo al país, no tiene ningún sentido. La “guerra de clases” que se viene librando en nada beneficia a los costarricenses en general, cuando hay libertad para producir y emprender, siendo recompensado por los esfuerzos, la prosperidad se incrementa.

Tercero,  como consecuencia de ciertos comentarios despectivos a la Asociación Nacional de Fomento Económico (ANFE), otro representante del liberalismo en Costa Rica, deseamos hacer una aclaración. Ni ANFE, ni AMAGI, ni ningún otro grupo liberal nacional trabaja por intereses especiales o favor de grupos poderosos, por el contrario, luchamos por la eliminación de los privilegios legales a quienes se les hayan creado. Las agrupaciones liberales tenemos el fin común de luchar por la libertad individual.

Bajo todo lo anterior pronunciamos nuestro descontento con aquellos que no aprecian la libertad, consideran que el Estado es un fin más importante que el individuo y se han dedicado a desprestigiar la causa liberal.

Deje un comentario

Start typing and press Enter to search